Por qué quiero ser Charlie

El saber que no tenía el valor de hacer lo que era necesario me hacía sentir horriblemente.

 Charles Bukowski, La senda del perdedor

¿Por qué quiero ser Charlie?

En los días posteriores al atentado se pudieron leer muchos escritos titulados ‘Yo no soy Charlie‘, la mayoría escritos desde sectores del activismo o la izquierda política, criticando el humor de la revista francesa, en especial de las portadas polémicas en las que se retrataba a los fundamentalistas islámicos, que calificaban de neocolonialistas y racistas, situándolas en la estela de movimientos como el Frente Nacional de Marine LePen. Opiniones que, para empezar, desvelaban que sus autores ni siquiera se habían molestado en documentarse sobre la trayectoria de Charlie Hebdo, ni les interesaba. Querían aprovechar para soltar su discurso, exactamente igual que Marine LePen ha intentado colar sus mensajes xenófobos.

La historia de Charlie Hebdo no arranca con las caricaturas de Mahoma de 2006 ni el atentado con bomba incendiaria de 2011. En 1970 la revista nace después de tener que cerrar su predecesora, Hara-Kiri, por un chiste sobre la muerte del general De Gaulle. Cierran en 1982 por ventas bajas y renacen en 1992 cuando Cabu, Wolinski y otros autores abandonan otra revista, La Grosse Bertha, por diferencias sobre el tratamiento de la Guerra del Golfo. Todo eso lo explica muy bien aquí Silvia Cobo. No era islamofobia. Es que no se callaban ante nada ni ante nadie.

Sólo una columna titulada ‘Yo no soy Charlie‘ lo hizo desde la autocrítica, la del periodista canadiense de New York Times David Brooks, traducida por El País. En la misma, repasaba los frecuentes atentados contra la libertad de expresión en EEUU, donde la tiranía de lo políticamente correcto habría ahogado a Charlie Hebdo. Opiniones muy parecidas han caído sobre los numerosos líderes mundiales que corrieron a hacerse la foto a París

Menos de una semana antes de que se produjese el atentado de París, el periodista Moisés Sánchez Cerezo, de Veracruz, México, desaparecía, presuntamente secuestrado, tras meses de denunciar la corrupción y las muertes violentas de su estado. Semanas más tarde se encontraba su cuerpo, desvelándose que murió degollado la misma noche en que desapareció. Precisamente un día después, el 3 de enero, el Gobierno de Somalía había detenido y encarcelado a varios periodistas por informar de un posible caso de ébola en el país, contradiciendo las versiones oficiales.

¿Por qué quiero ser Charlie?

Quiero ser Charlie porque ellos ya sabían lo que les podía pasar. Quiero tener ese valor si llega el momento. Porque vivimos rodeados de periodistas ridículos y cobardes que merecen perder sus títulos para siempre. Porque las llamadas y las presiones son tan estúpidas que temerlas lo es más aún. Porque creo que censurar las cosas sobre las que se puede reír es propio de cobardes e inseguros. Por todos esos que siempre se han puesto en primera fila aunque demuestran diariamente que no sólo no creen en la libertad de expresión, es que la temen y les molesta.

Quiero ser Charlie porque en otros países mis compañeros de profesión desaparecen sin dejar rastro, van a la cárcel y son perseguidos, para no faltarles al respeto. Por los mediocres, los victimistas y los cobardes. No saben ser periodistas, ni políticos, ni gestores. No tienen discurso. Están vacíos y temen a quiénes son capaces de levantar discursos y verdades que los dejen expuestos.

Quiero ser Charlie por miedo y por vergüenza. Por Las mil y una noches y el día que Harún Al Rashid se contempló a sí mismo navegando por el Eufrates. Por Fatema Mernissi y por Naguib Mahfuz.

Quiero ser Charlie porque mi abuela me pide que tenga cuidado y no me signifique. Porque algunos políticos creen que tengo que “tratarlos bien”, y si no lo hago se enfurruñan como niños pequeños.

Quiero ser Charlie, en fin, porque si, de llegar el momento, no fuese capaz, más que otra cosa, estaría faltando a un deber.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s